bolsas-packaging

El 3 de julio se celebra el Día Internacional libre de bolsas de plástico con el objetivo de recordarnos el mal uso que hacemos de estos empaques de un solo uso e intentar reducir su consumo con bolsas reutilizables

Las bolsas de plástico desechables, aunque han dejado de ser gratuitas y en España deben cobrarnos por ellas en cualquier tienda, siguen siendo de los objetos cotidianos más usados, a la par que perjudiciales para el medio ambiente. 

Pero, en la guerra contra el plástico, se ha puesto en la diana de la conciencia colectiva la necesidad de prescindir de estos embalajes y, a la vez, se ha abierto una oportunidad excelente para el desarrollo de estrategias de marca a través de las bolsas reutilizables personalizadas trabajando así el packaging. 

Las bolsas reutilizables darán fuerza a tu identidad corporativa

El packaging es parte de la identidad corporativa de una empresa, habla de ella. de su filosofía y, obviamente, del comercio. Además, posibilita un mejor posicionamiento creando experiencias y aumentando el valor de la marca (cosa con la que podemos ayudarte en Ledmon). 

Las bolsas son imprescindibles para entregar las compras a nuestros clientes, con lo que se convierten en una forma discreta de que el consumidor dé a conocer tu marca, sin hacer otra acción que llevar tu nombre a cuestas en su día a día. Y no solo el nombre, ya que podemos aprovechar y  agregar datos de contacto como nuestra web, redes sociales e incluso alguna frase gancho. 

Una bolsa personalizada = un display

Es cierto que personalizar las bolsas corporativas conlleva un gasto adicional, pero trae consigo una exposición que, bien trabajada, puede compensar la inversión hecha como soporte publicitario. Y es que, al fin y al cabo, son displays móviles en los que podemos promocionar nuestro comercio.

Por eso, al igual que se hace a la hora de diseñar un logo o una estrategia, el diseño de tu bolsa reutilizable debe estar cuidado y llamar la atención (de forma positiva) para que tu usuario quiera darle más de una segunda vida.

Tu bolsa debe convertirse en algo que el consumidor no solo se lleve a casa por necesidad, sino que desee conservarlo, aunque no le haga falta, y se convierta en su bolsa de referencia por lo atractiva que es.

Bolsas de tela y non-woven: la mejor alternativa al plástico

Estos tipos de bolsa son las opciones más ecológicas y de mayor duración. Si bien existen diferencias entre ambas, no solo en lo que al material se refiere, sino también en los costes.

Las bolsas reutilizables de tela (algodón) son más resistentes y te permiten una mayor personalización, si bien tienen el inconveniente de ser mas costosas.

Por su parte, las bolsas reutilizables non woven o no tejidas aportan casi las mismas características a un menor precio, siendo un reemplazo más viable para las bolsas desechables.

Eso sí, ambas opciones ofrecen estas ventajas:

  • Ocupan poco espacio
  • Son lavables
  • Pueden soportar grandes cargas
  • Están elaborada con materiales reciclables

Desde Ledmon te ayudamos a elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades e impulse el conocimiento de tu marca u de tu negocio.

Últimos artículos del blog:

Geolocalización o cómo poner tu negocio en el mapa Mezclado, no agitado
10 aplicaciones divertidas para pasar el rato
Carta digital QR: el menú digital para restauración
Isologos redondos: qué debes saber

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.