Bolsas reutilizables: packaging y marca

bolsas-packaging

El 3 de julio se celebra el Día Internacional libre de bolsas de plástico con el objetivo de recordarnos el mal uso que hacemos de estos empaques de un solo uso e intentar reducir su consumo con bolsas reutilizables

Las bolsas de plástico desechables, aunque han dejado de ser gratuitas y en España deben cobrarnos por ellas en cualquier tienda, siguen siendo de los objetos cotidianos más usados, a la par que perjudiciales para el medio ambiente. 

Pero, en la guerra contra el plástico, se ha puesto en la diana de la conciencia colectiva la necesidad de prescindir de estos embalajes y, a la vez, se ha abierto una oportunidad excelente para el desarrollo de estrategias de marca a través de las bolsas reutilizables personalizadas trabajando así el packaging. 

Las bolsas reutilizables darán fuerza a tu identidad corporativa

El packaging es parte de la identidad corporativa de una empresa, habla de ella. de su filosofía y, obviamente, del comercio. Además, posibilita un mejor posicionamiento creando experiencias y aumentando el valor de la marca (cosa con la que podemos ayudarte en Ledmon). 

Las bolsas son imprescindibles para entregar las compras a nuestros clientes, con lo que se convierten en una forma discreta de que el consumidor dé a conocer tu marca, sin hacer otra acción que llevar tu nombre a cuestas en su día a día. Y no solo el nombre, ya que podemos aprovechar y  agregar datos de contacto como nuestra web, redes sociales e incluso alguna frase gancho. 

Una bolsa personalizada = un display

Es cierto que personalizar las bolsas corporativas conlleva un gasto adicional, pero trae consigo una exposición que, bien trabajada, puede compensar la inversión hecha como soporte publicitario. Y es que, al fin y al cabo, son displays móviles en los que podemos promocionar nuestro comercio.

Por eso, al igual que se hace a la hora de diseñar un logo o una estrategia, el diseño de tu bolsa reutilizable debe estar cuidado y llamar la atención (de forma positiva) para que tu usuario quiera darle más de una segunda vida.

Tu bolsa debe convertirse en algo que el consumidor no solo se lleve a casa por necesidad, sino que desee conservarlo, aunque no le haga falta, y se convierta en su bolsa de referencia por lo atractiva que es.

Bolsas de tela y non-woven: la mejor alternativa al plástico

Estos tipos de bolsa son las opciones más ecológicas y de mayor duración. Si bien existen diferencias entre ambas, no solo en lo que al material se refiere, sino también en los costes.

Las bolsas reutilizables de tela (algodón) son más resistentes y te permiten una mayor personalización, si bien tienen el inconveniente de ser mas costosas.

Por su parte, las bolsas reutilizables non woven o no tejidas aportan casi las mismas características a un menor precio, siendo un reemplazo más viable para las bolsas desechables.

Eso sí, ambas opciones ofrecen estas ventajas:

  • Ocupan poco espacio
  • Son lavables
  • Pueden soportar grandes cargas
  • Están elaborada con materiales reciclables

Desde Ledmon te ayudamos a elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades e impulse el conocimiento de tu marca u de tu negocio.

Últimos artículos del blog:

Geolocalización o cómo poner tu negocio en el mapa Mezclado, no agitado
10 aplicaciones divertidas para pasar el rato
Carta digital QR: el menú digital para restauración
Isologos redondos: qué debes saber

6 Herramientas del proceso creativo para optimizar resultados

6 herramientas del proceso creativo

No siempre somos capaces de ser todo lo creativos que nuestro entorno laboral nos exige. Por eso, es importante entrenar y aprovechar las ventajas que ofrecen estas 6 herramientas del proceso creativo.

El cerebro es nuestro gran desconocido. Aprendemos cada día cosas nuevas sobre él como que es flexible. Consta de dos partes llamadas hemisferios con funciones diferenciadas, siendo el hemisferio derecho el lugar en el que se genera el pensamiento abstracto, donde reside la creatividad. De ella nace el proceso creativo con el que aportamos ideas innovadoras y ofrecemos respuestas a problemas.

¿Qué es el proceso creativo?

El proceso creativo es la activación cerebral para generar ideas funcionales que resuelvan un problema, reto o dificultad planteada.

Fases del proceso creativo:

Según Graham Wallas podemos dividir el proceso creativo en 4 fases:

  • Preparación: absorción de toda información posible del tema sobre el que quieres producir ideas creativas.
  • Incubación: pensar sobre el tema relacionándolo con todo lo que haces en el día.
  • Iluminación: no se puede controlar, aparece de forma reveladora.
  • Verificación: análisis y evaluación de la idea para ver cómo llevarla a cabo.
herramientas del proceso creativo

¿Sabías que las personas creativas tienen una conexión cerebral distinta?

Son muchas las disciplinas que estudian el desarrollo y las mejoras de los procesos creativos en distintos campos: la educación, la ingeniería, la arquitectura, el arte…

Un estudio realizado por un equipo de neurocientíficos de la Universidad de Harvard, ha demostrado que las conexiones neuronales de las personas muy creativas son mejores a las del resto. Sin embargo, el cerebro se caracteriza por una maravillosa cualidad: su plasticidad. Así, que no todo está perdido.

¿Puedo ser más creativo de lo que soy?

Sí, porque la neuroplasticidad que caracteriza al cerebro representa su enorme capacidad de adaptación, mejora y desarrollo de aptitudes (también las pierde si no se usan). Por otro lado, el cociente intelectual no define a las personas más creativas.

Es decir, que estamos a tiempo de mejorar con trabajo y las herramientas del proceso creativo adecuadas. Por eso, si lo que quieres es mejorar tu proceso creativo, tranquil@, ¡solo hay que entrenar!

¿Cómo puedo ser más creativo?

Lo bueno de que podamos mejorar es que es una cuestión de aprender a ser creativo.  El primer paso es fomentar actitudes de producción creativa como: la libertad, la estimulación o el uso de recursos personales con actitud positiva.

Una vez creado el ambiente propicio, se trata de usar una de las herramientas de generación de ideas en un proceso creativo. Te recomendamos algunas:

Potencia la creatividad

1. Visual Thinking:

El pensamiento visual es una de las herramientas del proceso creativo basada en la creación de mapas mentales a través de dibujos esquemáticos (garabatos, pictogramas…). El cerebro percibe mejor toda la complejidad de la información mediante la imagen. Así, entiende mejor el problema o reto y puede resolverlo.

2. Mundos Relacionados:

Crea a partir del cruce de datos entre cosas que pertenecen a mundos distintos pero que guardan algún elemento que los une, por pequeño que sea. Éste es el que hay que encontrar para aplicar el elemento o su técnica de funcionamiento en el entorno al que queremos dar una solución.

3. Brainstorming o Lluvia de Ideas:

Esta técnica resulta muy efectiva en grupo. Se trata de dar rienda suelta al cerebro para que genere todas las ideas posibles entorno al tema que se está tratando, es por tanto una técnica asociativa.

Sin orden, se apuntarán según vayan apareciendo las ideas. Para después clasificarlas y valorar las que se consideran viables. Es muy importante que durante el tiempo que dure la lluvia de ideas no se generen juicios de valor por parte del grupo. De esta forma se evita frenar el éxito de esta herramienta del proceso creativo cuya fuerza reside en la libertad total de pensamiento.

herramientas del proceso creativo. Brainstorming

4. SCAMPER:

Este método utiliza la mnemotecnia para activar el proceso creativo que no busca la originalidad de las ideas en lo novedoso sino en otra manera de asociar ideas que ya se conocen.

5. Assumption Reversal:

Con esta herramienta del proceso creativo, se cambia el punto del que partimos en el planteamiento del reto o problema para ver otras perspectivas de la cuestión. La flexibilización agiliza procesos creativos.

6. Pensamiento disruptivo:

Se trata de liberar la mente para alcanzar respuestas o soluciones nuevas en lugar de mejorar ideas ya existentes. Es decir, innovar. Es el más complejo de todos porque requiere conocimiento aplicado sobre un área y trabajo mental constante. Las personas que lo dominan son capaces de ofrecer soluciones a problemas que la gente no sabe que tiene, como hizo Steve Jobs. 

herramientas del proceso creativo. Pensamiento disruptivo

Otros enlaces de interés: