SEO y SEM: ¿Qué son y para qué sirven?

¿qué es el SEO y el SEM?

¿Necesitas que te encuentren? Si tienes una empresa o has iniciado un proyecto y necesitas que te vean, te sigan o te compren… ¡Es hora de invertir tiempo y trabajo en hacer buen marketing digital! Lo bueno de todo es que la red nos abre un mundo infinito de posibilidades de negocio. Lo malo, que es un océano tan grande que si queremos que te localicen es necesario trabajárselo. Porque sí, debes caer del guindo. No basta con ser buen@ en lo tuyo. Hay que mojarse para pescar. SEO y SEM: ¿Qué son y para qué sirven?

seo-sem

¿Qué es SEO?

Search Engine Optimization o simplemente SEO, quiere decir básicamente optimizar nuestro contenido digital para que sea localizable en los motores de búsqueda. Es decir, que las personas que estén buscando información, productos o servicios como los que yo ofrezco, me encuentren.

En términos generales, tienes más opciones de venta cuantas más entrevistas conciertes. En internet esto se traduce en: cuantas más visitas reciba tu web, más posibilidades de venta tienes.

Además de eso, también intervienen otras cuestiones de marketing online que nos ayudan a tener una mejor conversión. Es decir, ayudan a sacar el máximo rendimiento a las visitas que recibe nuestra web.

¿Para qué sirve el SEO?

Usando técnicas de SEO trabajas sobre los resultados orgánicos de los motores de búsqueda. O lo que es lo mismo, conseguir que las personas que queremos que visiten nuestra web o entren en nuestro perfil en redes sociales, lo hagan de forma natural.

  • Sin hacer publicidad
  • Ni pagar por tener un espacio más visible en internet

Esto es posible porque con SEO trabajas teniendo en cuenta los algoritmos que fijan los buscadores, como Google. Son las “reglas” del juego que establece para ordenar el espacio virtual que ofrece su ventana. Estas reglas son cambiantes. Y es importante conocerlas siempre para saber cómo debemos continuar la partida sin quedarnos atrás.

El valor de las visitas naturales

Vamos a poner un ejemplo tangible para entenderlo. Si tienes una frutería y quieres que la gente se desplace hasta tu local para comprarte a ti los productos de la huerta. Aunque tengas los mejores, sean ecológicos y los hayas plantado tú mism@ siguiendo los consejos de tus abuelos. Necesitas que la gente sepa dónde estás para poder comparte. Ubicar tu negocio en la Plaza Mayor de tu ciudad es un valor seguro. Pero no siempre es posible.

Ahora imagina que tu negocio pudiera cambiar de sitio físicamente en función de los puntos que consigues en una partida de Kodama. Tienes que plantear una buena estrategia para conseguir la máxima puntuación en cada jugada.

Y eso requiere:

  • Combinar acciones entorno a las pautas que imponen las cartas que rigen la estación del año (algoritmo del buscador).
  • Con las cartas de rama de los árboles, que determinan las condiciones del momento (qué busca la gente, palabras clave…)
marketing-digital

SEO y SEM: Tráfico de calidad en tu web

Para conseguir tráfico de calidad en tu página mediante SEO debes conocer el algoritmo y hacer tu estrategia a través de un plan de marketing digital. Para ganar puntos virtuales frente a Google, que posicionen mejor tu web. Es un trabajo a largo plazo que exige mucha dedicación y constancia. Pero en términos económicos, sale a coste cero.

El objetivo es estar entre las primeras páginas sugeridas por el buscador. Es decir, “situarnos en la Plaza Mayor”. Porque de ese modo:

  • Estás a mano
  • Eres fiable
  • Y recibirás visitas de forma natural

Un usuario con intenciones

Una visita natural tiene más opciones de venta porque el usuario es proactivo. Busca información y entra en tu página. Es decir, tiene interés en lo que ofreces. Esto es fruto de un buen trabajo de SEO, intenso y coordinado. Que responde a lo que el posible consumidor demanda.

Pero hay otra manera de generar tráfico de calidad un poco más rápido: combinando acciones SEO y SEM. Primero con inversión en publicidad online. Y después, con el duro y apasionante trabajo a largo plazo de SEO.

¿Por qué es importante trabajar el SEO?

Porque ayuda a que las páginas que más nos interesan de nuestros sitio web sean indexadas por los buscadores de internet. Google o Bing, tienen unos robots (Google boots o arañas) que se encargan de rastrear los sitios web que operan en la red. Son como sabuesos con inteligencia artificial. Y localizan y analizan las página en busca de las “mejores” (las que cumplen con todos los requisitos establecidos) merecedoras de ser incluidas en su índice de resultados de búsqueda (SERP).

¿En qué se fijan los robots?

En las URL que contiene tu web. Como si al meter un concepto (palabra clave) en el buscador abrieras un gran fichero ordenado en el que en las primeras posiciones están colocados los espacios web con los contenidos mejor valorados por el responsable del archivo.

seo-off-page

Tipos de SEO

Cuando hablamos de utilizar SEO y SEM para posicionarnos, debemos entender que engloban una cantidad enorme de tareas para optimizar nuestra web. Respecto a SEO podemos encontrar dos modelos:

  1. SEO on Page
  2. SEO off Page

¿En qué consiste hacer SEO on Page?

Optimizar nuestra página web. Es decir, convertirla en un sitio cómodo, agradable, rápido y con contenido actualizado y fiable.

Piensa en términos de usuario: que te hagan la vida fácil, conquista a cualquiera. Pues debes pensar en Google de la misma manera. Y para responder a sus expectativas hay que trabajar para optimizar elementos fundamentales.

Qué puedo optimizar en mi sitio web para conquistar a Google

1. Velocidad de carga de nuestras páginas

Tanto para acceder como para explorar en ellas:

2. Ofrecer lo que buscan los usuarios en Google

El análisis y selección previos de las palabras clave ayuda a saber qué quieren los usuarios y cómo dárselo. Dar lo que se pide suma puntos gratuitamente y los atrae hacia tu web.

seo-posicionamiento
  • Debes mantener tu sitio actualizado con contenidos nuevos, son fundamentales para generar más tráfico.
  • Las imágenes también ayudan a posicionar las páginas a través de los buscadores. Ten en cuenta las palabras clave en ellas también.
  • Truco de experto: añade tags de geolocalización a tus imágenes en la web.

3. Trabajar la usabilidad web

  • Una estructura clara, ordenada y jerarquizada.
  • Diseño limpio que ayude al usuario a interactuar con la web.
  • Adaptar nuestra página para navegar desde cualquier dispositivo.
  • Las cosas sencillas: invertir en mejorar la experiencia de usuario baja la tasa de rebote y fideliza visitas para el futuro…

SEO off Page: cuando los otros te aupan

No depende de tu página web directamente. Hace referencia a la red que se teje entre páginas web a través de los enlaces que insertamos. Se llama estrategia de link building. Lo ideal para nuestro proyecto es que otra web incluya un enlace que redireccione a sus usuarios a nuestro espacio (backlink).

  • Esto es siempre bueno, pero es algo excelente si las páginas que nos incluyen entre sus enlaces son especializadas o tienen notoriedad. Aporta tráfico cualificado y ayuda a que los buscadores nos consideren relevantes (domain rank).
  • Aumenta nuestra fiabilidad, porque otros nos acreditan. No solo nos citan, sino que al incluir un enlace a nuestra página invitan a sus usuarios a navegar por ella como si fueran anfitriones. Esto nos dota de autoridad (domain authority).

¿SEM te suena a chino?

SEO y SEM, son dos partes de una misma estrategia de marketing online. Si el SEO es la optimización de la página para los motores de búsqueda de forma gratuita. El SEM o Search Engine Marketing, trabaja la optimización mediante la publicidad.

Se trata de dirigir la atención hacia nuestra web para generar tráfico cualificado y segmentado. Y se hace mediante anuncios pagados en los buscadores como Google. Estos anuncios responden también a palabras clave. Preferiblemente aquellas que hagan referencia a una “intención de hacer algo” por parte del usuario del buscador. Esa intención debe ir acorde con lo que ofrecemos: comprar tomates ecológicos, localizar fruterías online, regalar cestas de frutas…

seo-sem-estrategia

¿Qué diferencias hay entre SEO y SEM?

Como hemos visto, SEO y SEM guardan una relación muy estrecha. Y, entre otras cosas, comparten la necesidad de atender a las palabras clave. Son técnicas complementarias y ayudan a nuestro negocio, pero responden a objetivos diferentes:

  1. Dinero: con SEM realizas campañas de publicidad pagadas a través de la plataforma de anuncios específica de cada buscador. En Google es Google Ads.
  2. Tiempo: con SEM puedes conseguir resultados inmediatos, con SEO es una carrera de fondo.
  3. Versatilidad: es más fácil adaptarse a los cambios a través de los anuncios que con la optimización SEO.
  4. Calidad: pero con SEO los contenidos de tu página web tienen mucho más nivel. De hecho, se trata de eso porque es lo que nos hace fiables. Mientras que la publicidad es más llamativa, su objetivo es captar la atención para que nos elijan.
  5. Ubicación: los anuncios siempre estarán colocados en un lugar visible del buscador, generalmente por encima de las web posicionadas a través de SEO.

El arte de combinar

Ahora que tienes claros los conceptos, lo primero que debes aprender es que la verdadera fuerza se sustenta en el trabajo en equipo. Así que empieza a practicar una estrategia donde combines técnicas y acciones de SEO y SEM. ¡Y notarás los resultados!

Una buena combinación SEO y SEM da alas a tu sitio web para posicionarse en un lugar privilegiado desde donde se le vea. Un usuario hace una búsqueda concreta en internet de algo que le interesa, por ejemplo:

  • Fruterías cerca
  • Fruta ecológica
  • Conservación fruta

Y de la mano de las herramientas y técnicas que te ofrecen SEO y SEM, activas los motores de búsqueda para que detecten y “lancen” tu página al escaparate de las primeras sugerencias de Google.

palabras-clave

El poder de las palabras clave: las keywords

Como todo mensaje que necesitamos dar con claridad en la vida, la selección de las palabras más adecuadas marca la diferencia. Y en el caso del marketing digital, estás palabras componen un selecto grupo llamado: palabras clave o keywords.

Las palabras clave hacen referencia a términos llave o conceptos indispensables a la hora de tratar un asunto, relacionados con un campo de trabajo o área de estudio. Al usarlas generas mejores resultados en tu tarea de comunicación porque:

  • Facilitas la localización de tu mensaje o artículo en los buscadores
  • Aportas claridad al texto en internet
  • Presentas el contenido principal del mensaje
  • Organizas las ideas más importantes respecto al tema que estás tratando o el mensaje que quieres transmitir

Seleccionar las palabras clave: una cuestión de equilibrio

  1. Qué cantidad de palabras clave usar
  2. Cuántas personas las buscan
  3. Qué competencia tienen

Cantidad de palabras clave

El volumen de palabras clave dependerá el tamaño del texto que vamos a construir. Debe haber equilibrio entre lo que es bueno para que se encuentre fácilmente mi web, con la calidad de los contenidos que ofrece. Y en ello, influye qué digo y cómo lo digo.

Un mensaje lleno de palabras clave, pero vacío en cuanto a información o análisis sobre el tema, es una visita que no vuelve. Tienes que evitar experiencias de usuario frustrantes o que le hagan sentir que ha perdido el tiempo contigo. Porque tu marca perderá credibilidad.

Qué competencia tienen y cuántas personas las buscan

Hay términos muy representativos que son tan usados, que cuando los emplees deberás pelearte en el ring virtual con los sitios web pesos pesados, que están mejor posicionados en el índice del buscador.

Introducir en tu contenido online términos que tienen menos competencia puede ayudar a posicionarte. Pero deben ser términos que, a la vez, sean usados por los usuarios del buscador. Si no, aunque tengas la exclusiva no podrán localizarte.  

Otros artículos del blog:

Trolls, Haters… ¿Cómo lidiar con ellos en Redes Sociales?

Troll Face Social Media

En Redes Sociales (Facebook, Twitter, Instagram…) en muchas ocasiones los Community Managers o los responsables de los negocios se encuentran con la aparición de personajes que se dedican a criticar, hacer comentarios negativos o simplemente ridiculizar a la marca de forma reiterada. Es lo que comunmente conocemos como Trolls o Haters.

Aunque no se trata exactamente de sinónimos, estos personajes pueden convertirse en un auténtico quebradero de cabeza si no somos capaces de gestionar su aparición con un poco de “cabeciña”. Por eso en el siguiente post vamos a hablaros un poco de ellos y de diferentes estrategias para gestionar este tipo de actitudes en nuestras comunidades.

¿Que es un Troll en Redes Sociales?

Si nos basamos en la definición de Troll que podemos encontrar en Wikipedia “es una persona que siembra la discordia en Internet al comenzar peleas o molestar a las personas, publicando mensajes incendiarios, extraños o fuera de tema en una comunidad en línea (como un grupo de noticias , un foro, una sala de chat o un blog) con la intención de provocar lectores en una respuesta emocional o de interrumpir la discusión normal sobre el tema, a menudo por la diversión del troll”.

¿Que es un Hater?

El concepto de Hater, aunque actúa de forma muy similar al Troll, acostumbra a basar su acción en un odio (de ahí su denominación) u animadversión enfurecida hacia una marca o persona, de forma fundad o infundada.

En ocasiones el Hater es movido por una mala experiencia con la marca, que le lleva a intervenir en sus publicaciones criticando, ridiculizando o insultando. En otras, de forma infundada, responde a un interés por parte de competidores en menoscabar la imagen de la marca. Por último encontramos usuarios que, ante el desconocimiento real de las motivaciones de la marca para realizar determinadas acciones, entiende de forma distorsionada las motivaciones y se dedica a desprestigiar.

¿Como debemos actuar ante la aparición de Trolls o Haters en nuestras comunidades?

Bien, ante un comentario negativo que detectemos como una acción de estas características, lo primero es mantener la calma y no entrar en su juego. La cabeza fría acostumbra a ser el primer paso para dar una solución correcta a estas situaciones.

1. Establecer una política

Cuando se trata de trolls, el primer paso es establecer una política para los comentarios de los usuarios. Estas políticas deben detallar claramente qué tipo de comentarios se permiten y se detallarán en su sitio web y cuentas de redes sociales.

2. Ignóralos

Los trolls quieren atención. Quieren enfadarte, frustrarte o incomodarte. No importa lo difícil que sea, simplemente ignorar a un troll podría ser tu mejor táctica, porque cuando no obtienen una respuesta, lo más probable es que desaparezcan. De hecho, según algunos estudios, el 60% de los Community Managers encuestados optó por ignorar este tipo de comentarios.

3. Dale la vuelta a la situación

Una respuesta ingeniosa al comentario, mostrando tu parte creativa a la vez que desenmascaras al troll suele ser una estrategia muy efectiva.

Para muestra, un ejemplo:

Tweet ingenioso de Alsa

4. Crea una comunidad unificada

Si tienes una comunida online leal, es posible que no tengas que preocuparte demasiado por los trolls, ya que los miembros se supervisarán a sí mismos. Además, cuando aparece un troll, tu comunidad puede tomar cartas en el asunto y manejar a los trolls ellos mismos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que si tu comunidad no sabe jugar bien sus cartas, dejar este tipo de situaciones en sus manos puede ser contraproducente. Si tus seguidores no están bien entrenados en las artes de combate de trolls, las cosas pueden irse de las manos rápidamente, así que asegúrate de vigilar a tus tropas mientras asedian a un troll atacante.

5. Escuchar

Algunos de los mejores Community Managers de España comparten este recordatorio básico pero útil sobre este tipo de situaciones en redes sociales: escuche lo que se dice sobre su marca:»Si el troll es solo un cliente que se queja, conozca la diferencia y escuche. A veces las personas solo quieren ser escuchadas. Escúchalos, intenta ayudar, y casi siempre te agradecerán tu ayuda públicamente «. Esto se denomina «escucha activa» y podría ser una de las estrategias más importantes para un buen responsable de redes sociales.